Datos personales/Dades personals

viernes, 28 de noviembre de 2008

Huidas


Siempre que estoy en peligro, que tengo problemas serios, me acuerdo de mi padre. Es instintivo, irracional, espontáneo… y eso que el viejo de Melbourne nunca estuvo presente en mis momentos difíciles. No porque él no se hubiese prestado con gusto a tenderme la mano sino porque, en realidad, los peligros y problemas, suceden en un recóndito lugar de mi interior, y si no soy yo el que da el permiso para entrar – cosa que hago muy extrañamente – nadie puede acceder a la sala de máquinas donde se produce la explosión.
Lápiz para ilustraciones de un cuento infantil (2008).

Sempre que estic en perill, que tinc problemes seriosos, recorde a mon pare. Es instintiu, irracional, espontani... i això que el vell Melbourne mai estigué present als meus moments difícils. No perquè ell no s’hagués oferit amb gust a donar-me la mà, més be perquè, en realitat, els perills i problemes, passen a un recòndit lloc del meu interior, i si no sóc jo el que dona el permís per entrar – cosa que faig molt estranyament – ningú pot accedir a la sala de màquines on es produeix l’explosió. Llapis per il”lustracions d’un conte infantil (2008).