Datos personales/Dades personals

miércoles, 30 de junio de 2010

La primera regla de la comedia clásica


Mi vida se ha convertido en los últimos tiempos, que ya son eternos y prehistóricos tiempos, en una comedia de Lubitsch. La trama se limita a puertas que se abren y puertas que se cierran, y los personajes entran y salen de ellas para realizar sus acciones, tanto de forma evidente frente al espectador, como a modo de elipsis física tras dichas puertas, donde se supone suceden eventos vinculados a la narración. Lo peculiar de ello es que casi todo el tiempo vivo con la duda de hacia donde avanzará la película, pero al mismo tiempo, con la sensación de que, a pesar de las trabas de perversos guionistas, soy un personaje que con sus decisiones, más o menos acertadas, va construyendo una aventura inédita y apasionante.

Tinta para una de las páginas de “Al-Azraq” (2010). Como podéis ver, el cambio de estilo es significativo.

La meua vida s’ha convertit als darrers temps, que ja son eterns i prehistòrics temps, en una comèdia de Lubitsch. La trama es limita a portes que s’obrin i portes que es tanquen, i els personatges entrem i surten d’elles per realitzar les seues accions, tant de forma evident front a l’espectador, com a mode d’el·lipsis física darrere de dites portes, on es suposa que succeeixen esdeveniments vinculats a la narració. El peculiar d’allò és que quasi tot els temps visc amb el dubte de cap on avançarà la pel·lícula, però al mateix temps, amb la sensació de que, a pesar de les traves de perversos guionistes, sóc un personatge que amb les seues decisions, més o menys encertades, va construint una aventura inèdita i apassionant.

Tinta per una de les pàgines de “Al-Azraq” (2010). Com podeu vorer, el canvi d’estil es significatiu.

2 comentarios:

Chocozombie dijo...

Así tiene que ser (:
la mía, apenas parece una comedia barata. Cómo que soy una serie del Prime Time de Dios...

sigue disfrutando tu vida, el guionista sigues siendo tú (:

Melchor Mombo dijo...

Por lo que leo en tu blog más que barata, la tuya es una comedia adolescente de rabiosa modernidad. Seguro que tiene más miga que muchas de las comedias o tragedias que tienes a tu alrededor.
Disfruta tú también de ella.