Datos personales/Dades personals

lunes, 30 de agosto de 2010

Diario de una rebelión doméstica VI


Llegamos al punto y final de este repaso a la vida y milagros de este embaucador sin éxito.

En nada vuelve y no debe notar lo que ha sido la base en su ausencia.

Limpiamos las cáscaras de pipas, botes de pringles y latas de refrescos. Repostamos todos los “pájaros” para que los encuentre prestos a volar. Escondemos sus viejas revistas porno bajo su desvencijado camastro – ya podría pasarse a internet que es menos pringoso – y recolocamos sus posters de antiguas películas sustituyendo a los de nuestros juegos para PS3 y WII que nos han servido de entretenido trasfondo a estas sarta de irreflexiones.

Regresa, sí, ¿y sabéis qué? Que con todo lo que rajamos de él, le queremos.

Bienvenido a la base, patrón.

Firmado: Melchor Jr.y Sasha Mombo.

3 comentarios:

Chocozombie dijo...

bienvenidos sean!

Trenzas dijo...

Me ha gustado mucho esta serie de rebeliones domésticas. Creo que a pesar de las críticas, quedas bastante bien parado :DDD
Pero ten cuidado con lo que apuntan en cuanto a dibujo o vas a tener el enemigo bajo la cama. O la competencia :)
Y dí que sí; que está muy bien ser imaginativo en la cocina.
Un abrazo, piloto

Melchor Mombo dijo...

Chocozombie. Gracias por tu defensa del patrón de la base durante la rebelión que ha provocado mi ausencia. Ya de regreso todo vuelve a su orden. Cualquiera de estos días en pago a tu fidelidad cibernética, te recompensaré con un vuelo transoceánico en uno de los Dakota virtuales.
Trenzas. Bastante bien parado, sí. Y es que a pesar de todo, soy su maestro de vuelo y en algo de estima me tienen. Gracias por tu visita.