Datos personales/Dades personals

martes, 26 de abril de 2011

Novena



Durante la semana que entramos, va a haber reuniones que modifiquen de forma contundente el calendario de la Company en los próximos meses. Es muy posible incluso que, mediante una magistral lección de encaje de bolillos, pueda acudir a todos los frentes abiertos y salir vivo.
Se apunta entonces una posible explicación a ese subconsciente afán mío de los últimos tiempos por retratar iglesias. ¿Será que de algún modo estoy pidiendo ayuda divina?
Santuario de la Font Roja. Impresión sobre lienzo (2011).

Al llarg de la setmana que comencem, va a haver reunions que modifiquen de manera contundent el calendari de la Company als propers mesos. És molt possible fins i tot que, mitjançant una magistral lliçó de punta de boixets, puga acudir a tots els fronts oberts i eixir viu.
Apareix aleshores una possible explicació a eixe subconscient afany meu dels darrers temps per retratar esglésies. Serà que d’alguna forma estic demanant ajuda divina?
Santuari de la Font Roja. Impressió damunt llenç (2011).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Valiente, muy valiente eres en tener tantos frentes abiertos. El desafío ahora es, para que realmente todo tenga sentido, que disfrutes de todos ellos.

Melchor Mombo dijo...

Más que valentía hay mucho de inconsciencia.
Cuando tu atención está fragmentada de tal forma, lo más probable es que no ofrezcas lo mejor de ti en cada uno de los frentes y acabes regresando con más bajas de las esperadas.
Eso sí, la parte del disfrute es innegociable. ¿Qué sería de nuestras vidas sin el placer en cada uno de los actos que acometemos?

Anónimo dijo...

Es verdad. Es más incosciencia que otra cosa.
Lo que no termino de entender es,
¿cómo logras pese a que ofreces sólo parte de ti, a consecuencia de la atención fragmentada, difrutar plenamente?
Para mi es directamente proporcional, cuando más me entrego, más placer, alegría y emoción siento.
Con lo cual afirmo que comparto tu última frase.