Datos personales/Dades personals

jueves, 25 de junio de 2009

El monolito


En esas ocasiones en las que los laberintos de la mente se estrechan, en que el entendimiento parece no querer saber nada de conexiones, en que la ceguera deja de ser un problema solo físico, es cuando deseo con firmeza que, ese monolito portador de inteligencia y que permite a los homínidos dar “el paso” en el “2001” de Clarke y Kubrick, haga su milagrosa aparición.

Ahora todo va mejor.

Diseño de monolito y señalética para Pangea en Terra Natura (2004).


En eixes ocasions en les que els laberints de la ment s’estreteixen, en que l’enteniment sembla no voler saber res de connexions, en que la ceguera deixa de ser un problema tan sols físic, es quan desitje amb fermesa que, eixe monòlit portador de la intel·ligència i que permet als homínids donar “el pas” al “2001” de Clarke i Kubrick, faça la seua miraculosa aparició.

Ara tot va millor.

Disseny de monòlit i senyalètica per Pangea a Terra Natura (2004).

2 comentarios:

Trenzas dijo...

¡Oh, la odisea espacial...!
!Qué gran novela y que gran película...! Sólo la primera me gustó, pero mucho, mucho.
En el tebeo del Blavet, has cambiado un poco el estilo ¿no?
Me gustan esos ojos de los caballos, tan rasgados. Sin duda la historia merece ser recordada. Leeré puntualmente porque esos temas me encantan.
Un abrazo fuerte, piloto.

Melchor Mombo dijo...

- Sí, gran novela y gran película. Aunque a mí el resto de las novelas no me desagradaron y creo que cerraban muy bien lo apuntado en 2001.
- Y efectivamente, como apuntas, hay cambio de estilo en las páginas de Al-Azraq.
De momento es solo un experimento, y los pasos son titubeantes y con muchas dudas. Eso sí, estoy encantado de jugar con los colores de este modo tan pictórico.
Espero ir mostrando algún que otro escarceo por aquí.
Besos amiga.