Datos personales/Dades personals

martes, 13 de noviembre de 2012

Catarsis


Ha ocurrido. Sobre las 13:45. De hoy mismo. Sin previo aviso. De súbito ¡zas! Un vistazo sobre la propia mesa de trabajo y todo cuanto descansa en ella, es basura. Rápido desplazamiento a la otra mesa. Hasta el ordenador. Reviso archivos generados en los últimos tiempos, de reojo, casi como sin querer mirar… y lo mismo.
Un escalofrío recorre mi cuerpo. Ya estoy de nuevo. Inmerso en ese torrente de negatividad que de forma periódica me asalta. Al borde de ese infierno que me reconcome de forma inmisericorde durante días hasta hacerme plantear seriamente el abandono.
No es una situación extraña. De hecho es más corriente de lo deseable. Y siempre acompañada del pánico.
Casi siempre, debería decir. Hoy no. ¿Por qué? No sé. Intuyo que la edad. La experiencia. Esa que me aconseja no tocar, no romper, no tirar, no desechar nada… Solo dejarlo, alejarme, respirar hondo y, tal vez, pasear…
…Un día. Dos. Y entonces, regresar. Escudriñar hasta hallar ese detalle válido que rescatar del desastre. Y si no, solo habrá sido tiempo perdido. Mejor. Tiempo empleado en experimentos de mal final pero que no implican otra que, encasquetado de salacot y calzado con las botas de la jungla, volver a la senda de los descubrimientos.
Personajes de muestra para proyecto de animación (2012).
  
Ha passat. Cap a les 13:45. De hui mateix. Sense avís. De sobte zas! Una ullada a la pròpia taula de treball i tot el que descansa a ella, es fem. Ràpid desplaçament a l’altra taula. Cap a l’ordinador. Revise arxius generats als darrers temps, de reüll, quasi com sense voler mirar... i el mateix.
Una esgarrifança recorre el meu cos. Ja estic de nou. Immers a eixe torrent de negativitat que de manera periòdica m’assalta. A la vorer d’eixe infern que em rossega de forma immisericorde al llarg dels dies fins fer-me plantejar sèriament abandonar.
No és una situació estranya. De fet és més comú del desitjable. I sempre acompanyat del pànic.
Quasi sempre, deuria dir. Hui no. Per què? No ho sé. Supose que l’edat. L’experiència. Eixa que m’aconsella no tocar, no trencar, no tirar, no rebutjar res… Sols deixar-ho, allunyar-me, respirar fons i, tal volta, passejar…
…Un dia. Dos. I aleshores, tornar. Escodrinyar fins trobar eixe detall vàlid que rescatar del desastre. I si no, sols haurà estat temps perdut. Millor. Temps empleat en experiments de mal fi però que no impliquen altra que, encasquetat de salacot i calçat amb les botes de la jungla, tornar a la senda dels descobriments.
Personatges de mostra per projecte d’animació (2012).

No hay comentarios: