Datos personales/Dades personals

sábado, 8 de septiembre de 2007

La Parada de la Vida


En una de las misiones de observación rutinarias que durante la Segunda Guerra Mundial llevamos a cabo en la zona del Mediterráneo Oriental, nuestro avión sufrió una avería.

El divertido aterrizaje forzoso en la playa desierta de un pequeño islote, solo fue el preludio de los cuatro días más extraños que viví durante aquella convulsa época. Las criaturas marinas que, esporádicamente, nos visitaban, tenían un aire por igual a modelos de alta costura de Balenciaga como a primitivo casting para el “Buscando a Nemo” de la Pixar.

Vestuario para el espectáculo de calle “La Parada de la Vida” en “Terra Natura” - Inédito -.

A una de les missions d’observació rutinària que durant la Segona Guerra Mundial duguérem a terme a la zona del Mediterrani Oriental, nostre avió sofrí una averia.

El divertit aterratge a la platja deserta d’un petit illot, tan sols fou el preludi dels quatre dies més estranys que visqué durant aquesta convulsa època. Les criatures marines que, esporàdicament, ens visitaven, tenien un aire per igual a models d’alta costura de Balenciaga com a primitiu casting per al “Buscando a Nemo” de la Pixar.

Vestuari per a l’espectacle de carrer “La Parada de la Vida” a “Terra Natura” – Inèdit -.

2 comentarios:

Roy dijo...

Estimado Jefe:
Recuerdo con muchísimo cariño aquellos geniales dias en que nuestra compañia volaba a lo largo y ancho del mundo descubriendo criaturas fantásticas como las que muestras en este dossier. Tendremos ocasión de repetir juntos algún dia estos maravillosos viajes en busca de nuevos horizontes?
Tu fiel amigo y compañero,
Aspas.

Melchor Mombo dijo...

Nos divertimos bastante por aquella época. Y pese a ser tus primeros vuelos, te defendías más que bien.
Seguiré recordando periódicamente nuestras travesías por aquellos cuatro continentes.

Tal vez algún día volvamos a tener encargos de una compañía similar que nos permitan volar juntos de nuevo.