Datos personales/Dades personals

domingo, 25 de diciembre de 2011

El mismo espíritu


Que a los rudos aviadores todo cuanto envuelve la Navidad, nos queda un poco lejos, es algo asumido por quienes nos conocen. Que algunos detalles o ciertas cuestiones acaban por traspasar la cazadora de cuero y taladrar el órgano encargado de marcar el ritmo vital, ya no es tan obvio. Treinta y dos años separan la aparición en la base del álbum de la izquierda de los dos de la derecha. La misma fecha, el mismo proveedor de ilusiones - si bien en el 79 era de orden ascendente y en este 2011, descendente – e idéntico brillo en la mirada de este viejo aviador. Tal vez una mota de polvo en el ojo atrapada en pleno vuelo, tal vez… Hoy y antaño, gracias Papá Noel.  
  
Que als rudes aviadors tot el que envolta el Nadal, ens queda una mica lluny, és una cosa assumida pels que ens coneixen. Que alguns detalls o certes qüestions acaben per traspassar la caçadora de cuir i trepar l’òrgan encarregat de marcar el ritme vital, ja no és tan obvi. Trenta dos anys separen l’aparició a l base del àlbum de l’esquerra dels dos de la dreta. La mateixa data, el mateix proveïdor de il·lusions – si be al 79 l'ordre era ascendent i en aquest 2011, descendent – i idèntic brill a la mirada d’aquest vell aviador. Tal vegada una brossa de pols al ull atrapada en ple vol, tal vegada... Hui i antany, gràcies Pare Noel.  

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que nunca se pierda el brillo en esos ojos.

Melchor Mombo dijo...

Sigue apareciendo, como lo ha hecho siempre, de forma espontánea...